Escoja su lenguaje:
 
Barcelona La Aguilera Madrid Ripollet Sant Adrià Torroella Viladecans Roa
Sant Gabriel Barcelona San Gabriel La Aguilera San Gabriel Madrid Sant Gabriel Ripollet Sant Gabriel Sant Adrià Sant Gabriel Torroella Sant Gabriel Viladecans San Miguel  Roa
Buscador
Inicio

25/03/2020

25 DE MARZO: SOLEMNIDAD DE LA ANUNCIACIÓN DEL SEÑOR

SG

SOLEMNIDAD DE LA ANUNCIACIÓN DEL SEÑOR
Fiesta Patronal de la Familia Montfortiana
 
HERMANOS DE SAN GABRIEL - PROVINCIA DE ESPAÑA

La Iglesia celebra hoy, 25 de Marzo, la Solemnidad de la Anunciación del Señor. Esta jornada es también la Fiesta Patronal de las Congregaciones Montfortianas: Misioneros de la Compañía de María, Hijas de la Sabiduría, Hermanos de San Gabriel.

1. Lectura del Evangelio según San Lucas (Lc 1, 26-38)

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María.
El ángel, entrando en su presencia, dijo:
«Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo».
Ella se turbó grandemente ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo:
«No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin».
Y María dijo al ángel:
«¿Cómo será eso, pues no conozco varón?».
El ángel le contestó:
«El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer será llamado Hijo de Dios. También tu pariente Isabel ha concebido un hijo en su vejez, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque “para Dios nada hay imposible”».
María contestó:
«He aquí la esclava del Señor; hágase en mi según tu palabra».
Y el ángel se retiró.

2. Comentario

(J.R. Flecha Andrés, en Nuevo Año Cristiano. Madrid: Edibesa 2004)

La fiesta de la Anunciación a María es también, e indisolublemente, la fiesta de la Encarnación del Verbo de Dios. Es éste el acontecimiento que hace girar los siglos. El comienzo de nuestra salvación. Dios ha entrado en la historia humana.

El Concilio Vaticano II ha dedicado al misterio de la Anunciación de María unas hermosas y profundas consideraciones que podemos recordar en la celebración de esta fiesta. En ellas se subraya especialmente la libre cooperación de María con el designio salvador de Dios:

«El Padre de las Misericordias quiso que precediera a la Encarnación la aceptación de parte de la Madre predestinada, para que así como la mujer contribuyó a la muerte, así también contribuyese a la vida (...). La Virgen Nazarena es saludada por el ángel por mandato de Dios como "llena de gracia" (cf. Lc 1, 28), y ella responde al enviado celestial: "He aquí la esclava del Señor", hágase en mí según tu palabra" (Lc 1, 38). Así María, hija de Adán, aceptando la palabra divina, fue hecha Madre de Jesús, y abrazando la voluntad salvífica de Dios con generoso corazón y sin impedimento de pecado alguno, se consagró totalmente a sí misma, cual esclava del Señor, a la Persona y a la obra de su Hijo, sirviendo al misterio de la Redención cn él y bajo él, por la gracia de Dios omnipotente» (LG 56).

Esta contemplación del misterio de la Encarnación ha alimentado la espiritualidad de los cristianos y ha orientado su presencia activa en el mundo. La Iglesia, imitando de lejos al Verbo de Dios, trata de encarnarse en las realidades de este mundo con el fin de renovarlo con la gracia de su Señor.

En un día como éste, el cristiano encuentra especial sentido a la recitación de una anitgua antífona mariana titulada Alma Redemptoris Mater:

Madre del Redentor; virgen fecunda, / puerta del cielo siempre abierta, / estrella del mar, / ven a librar al pueblo que tropieza / y quiere levantarse.

Ante la admiración de cielo y tierra, / engendraste a tu santo Creador; / y permaneces siempre virgen. / Recibe el saludo del ángel Gabriel, / y ten piedad de nosotros, pecadores.





3. Regla de Vida de los Hermanos de San Gabriel (núm. 8)

María es la Virgen fiel que acoge la Palabra,
viviendo la espera de la Promesa y su realización
en su Hijo y en la Iglesia naciente.
Primera entre los salvados,
entró plenamente en el designio salvador,
con el mismo amor de su Hijo que ama a todos los hombres.
Si por la fe todos los cristianos están unidos a ella
como Madre,
para ti esta unión constituye un medio privilegiado
de entrar más profundamente en el misterio de Cristo.
Empleando tu corazón en conocerla mejor,
vivirás en comunión con ella
en todo lo que constituye tu vida.
Si por el Espíritu se te ha concedido vivir intensamente
esta relación de amor,
lo manifiestas en medio de tus Hermanos
renovando por María tu entrega total a Cristo.

4. Mensaje del P. Luiz Augusto Stefani, Superior General de la Compañía de María, con motivo de la Solemnidad de la Anunciación (25-03-2020).





Volver al listado
   2020 © Hermanos de San Gabriel | Provincia de España | Gran Via de les Corts Catalanes, 1196 - 08020 - Barcelona                      AVISO LEGAL                                  comunicacion@gabrielistas.org