Escoja su lenguaje:
 
Barcelona La Aguilera Madrid Ripollet Sant Adrià Torroella Viladecans Roa
Sant Gabriel Barcelona San Gabriel La Aguilera San Gabriel Madrid Sant Gabriel Ripollet Sant Gabriel Sant Adrià Sant Gabriel Torroella Sant Gabriel Viladecans San Miguel  Roa
Buscador

Espíritu misionero

EL FUNDADOR | ESPÍRITU MISIONERO

Misionero

Montfort es, antes que nada, un misionero o una especie de profeta popular que sufre, en su cuerpo, las urgencias de la iglesia. Las expone a tiempo y fuera de tiempo. Va recorriendo los caminos de Francia con el sombrero bajo el brazo; lleva en la mano un bastón, coronado por un crucifijo o una pequeña estatua de la Virgen; en la espalda, una mochila, en la que lleva su Biblia, su Breviario, sus cuadernos de notas y sus cilicios. Lleva en la cintura, un gran rosario que atrae las miradas de la gente sencilla.

Místico

Montfort es también un místico. No es un teórico de la vida espiritual. Pero, cuando se vive una experiencia de Dios, es imposible no iluminar, ni abrasar. Las poblaciones evangelizadas por él lo vieron. Y más de una vez también prorrumpieron en lágrimas a la hora de oírlo hablar de la dulzura y los sufrimientos de Jesús.


Con los pobres

Montfort es un hombre con una vivencia evangélica ejemplar. Durante sus dieciséis años de ministerio sacerdotal, estuvo en contacto con todas las categorías sociales, amoldándose perfectamente a todos los ambientes. Pero las gentes humildes contituían su mayor encanto. A ellos consagra lo mejor de su tiempo. Y no se queda sólo en palabras. Vive como un pobre (si recibe dinero, lo entrega sin demora a los pobres), vive con los pobres (hasta el punto de que un día éstos resolvieron hacer entre ellos una colecta para ayudarlo).


Hombre de convicciones

Montfort es un hombre de convicciones. Un hombre de fe y compromiso. Que cree en lo que es y en lo que hace. Habla de Dios porque se ha tomado el tiempo de hablar con Él en el silencio de las ermitas y en el recogimiento del retiro

Home libre

Montfort es un hombre libre. Para permanecer disponible para el Señor, se desprende de toda seguridad humana: dinero, habitación, protección de los poderosos... Incluso renuncia a su propio nombre de familia que sustituye gustoso, por el de su región para honrar su bautismo.

Sbiduría de misionero

Montfort es un hombre lleno de audacia e inventiva. Una es, dice él mismo, la sabiduría de quien forma parte de una comunidad; otra, la de un misionero y hombre apostólico. El primero no tiene nada que emprender; sólo hace falta que se deje conducir por la regla y costumbres de una santa casa. Los otros se obstinan en procurar la gloria de Dios a costa de la propia y en realizar nuevos proyectos, con lo que siempre tienen algo nuevo que emprender.

Pensamiento final

Finalmente, Montfort tiene el coraje del presente y la audacia del futuro, con todo el riesgo que eso comporta. Pero, tal y como él mismo escribe:

Si no arriesgamos algo por Dios, no haremos por Él nada que valga la pena...

   2016 © Hermanos de San Gabriel | Provincia de España | Gran Via de les Corts Catalanes, 1196 - 08020 - Barcelona                      AVISO LEGAL                                  comunicacion@gabrielistas.org